Las modas y el Bon Marché

  • Lunes, 17 octubre 2016
  • Moda
Sombreros Siglo Xix
icon-space-fin-seccion

El mundo de la moda femenina contaba en Lima durante el siglo XIX con Le Grand Bon Marché, un notable establecimiento unido a los nombres de los socios que decoraban la fachada del edificio, Sivori y Panizzoni.

Este artículo está basado en la publicación de El Perú Ilustrado del 27 de abril de 1889. Todas las referencias se encuentran en el Volumen 2: Moda. Tomo III de la colección de Ebooks en ELADD.

Este tipo de empresas fueron posibles gracias a la emergente economía en Perú cuyas riquezas procedían de las exportaciones primarias: oro, plata y guano. El país después de casi dos decenios de bonanza económica, se vio inmerso en una depresión financiera durante las últimas décadas del siglo XIX.

Estos grandes almacenes fueron creados a imagen y semejanza de su homónimo francés -construido en París en el siglo XIX- por el emprendedor Aristide Boucicaut que revolucionó la manera de comprar y vender ropa y accesorios. La filosofía de esta empresa era adquirir nuevos tejidos (se menciona tejidos como el raso de seda, etelvina, encaje, blonda) y patrones venidos de Europa que hacían las delicias de las elegantes mujeres limeñas que querían ser las primeras en lucir estas prendas refinadas y costosas.

Bon Marche En Lima Xix
Bon Marche En Lima Xix
El Gran Bon Marche De Lima
Vestuario De Lima En Siglo Xix
Lima En El Siglo Xix
Au Bon Marche

En sus vitrinas se vendían diferentes tipos de vestidos como, por ejemplo, los de verano “para paseo, tertulias y fiestas de Pascua”. Es destacable señalar que en la moda que se muestra en los afiches parisinos de la época no se observan grandes diferencias con los figurines que aparecen en las revistas femeninas peruanas. Es decir, las graciosas limeñas emulaban a las elegantes parisinas en su vestimenta y accesorios.

En ambas orillas del Atlántico se puede advertir la boga del uso del polisón presente en las ilustraciones. El polisón constaba de un pequeño cojín en la parte trasera del cuerpo de la mujer debajo de la espalda. Este se unía a una enagua y gracias a esto las faldas poseían más vuelo. A esta se denominó “moda tapicera” porque los pliegues que se formaban en las faldas parecían las cortinas que adornaban las casas. Las faldas caían en cascadas debido a este accesorio, mientras que la parte trasera aumentaba de volumen y la parte delantera se simplificaba perdiendo amplitud. Asimismo se puede apreciar el uso del corpiño que entallaba y daba forma al cuerpo femenino.

El artículo también comenta la importancia de los accesorios a la hora de completar un atuendo. En esa época los accesorios que se utilizaban para embellecer el cuerpo femenino eran el corsé necesario para esculpir el cuerpo de la mujer y marcar su cintura. Dependiendo de la temporada eran más largos y cubrían parte del abdomen estilizando la figura.

Las telas utilizadas para los trajes de día incluían: linos, terciopelos, algodón y lana. Los sombreros cobraban relevancia puesto que eran una parte esencial en el atuendo femenino. La boneta o los sombreros se usaban para actividades fuera de la casa mientras que los gorros de lino se llevaban en el interior.

Con el paso del tiempo, el tamaño de los sombreros empezó a disminuir ya que el estilo de peinado también cambió a fines del siglo XIX. En esta época, los sombreros solían ser pequeños y elegantes, adornados con plumas, pájaros y flores sintéticas. Esto se puede observar en el figurín 17 y en los modelos parisinos mientras que el elegante figurín 18 no lleva ningún tipo de adorno en la cabeza. Los zapatos eran de diferente estilos: bota o botín; la sombrilla era ligera y se acostumbraba que los zapatos y la sombrilla hicieran juego.

El chal se usaba para fuera o dentro del hogar y su uso era preferible al del abrigo. Además, en los figurines, también encontramos accesorios tales como el abanico, el manguito y los guantes que completan los elegantes conjuntos que aparecen tanto en América como en Europa.

Mujeres Del Siglo Xix
Mujeres Del Siglo Xix
Ropas Femeninas Del Siglo Xix
Sombreros Del Siglo Xix
Sombrillas Del Siglo Xix
Zapatos Del Siglo Xix

Autores del artículo:

Beatriz Iglesias Alonso, CSULB (estudiante de maestría en español)
Zuleima Ramírez (M.A en español 2016 CSULB)
Ana García (Licenciatura en español CSULB)